Barcelona, ¿cuándo vamos a parar?

0
82

El FC Barcelona atraviesa uno de sus peores momentos, a nivel general, desde hace mucho tiempo.

Hay muchos puntos que avalan dicha opinión, siendo el primero la situación deportiva. Con la derrota del Real Madrid, el club catalán se sitúa en la primera posición de la tabla, aunque este liderato es muy engañoso.

Con 55 puntos de 75 posibles, se ve de manera clara el desgaste, y el hecho de que, los “éxitos” del FC Barcelona dependen más de los fracasos de sus rivales más que sus propios esfuerzos. Es el sexto equipo que menos goles ha recibido, y esto se debe a la fragilidad defensiva que han mostrado, por una mala planificación deportiva.

Otro problema: la mala planificación con los defensas

En verano, al tener cuatro centrales, se decidió no reforzar dicha parcela, mientras que sí se contrató un lateral, Junior Firpo, por la salida de Juan Miranda. El dominicano, se veía relegado al puesto de suplente (aún habiendo costado 25 millones). Habrá que ver cómo se desenvuelve con su forzosa titularidad, por la lesión de Jordi Alba.

En invierno, a pesar de los problemas físicos de Samuel Umtiti y los muchos partidos que quedaban, se decidió vender al joven Jean-Clair Todibo, quedando solo tres centrales. Para solucionar dicho problema, se “ascendió” al joven Ronald Araujo. Aunque eso no soluciona el hecho de que no haya suficientes alternativas para unos centrales que arrastran un claro desgaste desde hace mucho tiempo.

Por no hablar de la pésima gestión de delanteros

Otra extraña decisión, se vio con la gestión de los delanteros. En primer lugar, se apostó por el fichaje del argentino Lautaro Martínez, que se llevaría a cabo a largo plazo (según los rumores), el cual tiene una claúsula cercana a los 120 millones de euros. El joven Erling Haaland, estaba destacando enormemente en el Red Bull Salzburgo, con un coste de tan solo 20 millones, aunque se rechazó esta opción por la gran cantidad de atacantes en el plantel.

En aquel momento, el club tenía 7 delanteros, de los cuales, se decidió vender a dos de ellos, ambos canteranos. Con dichas salidas, el club tenía una lista de 5, aunque esta disminuyó a 4 con la operación forzada de Luis Suárez, que le apartaba de los terrenos de juego hasta final de temporada. Según Quique Setién, “el fichaje de invierno será Dembélé”, sin embargo, poco después de finalizar dicho mercado, con su regreso, el francés se vio envuelto en otra lesión que le apartaría del fútbol durante más de 6 meses.

Por dicho problema, La Liga decidió permitir al club catalán incorporar a un jugador de La Liga Santander. Aunque sonaron Loren, Ángel o hasta Luis Suárez (del Zaragoza), el elegido no había sonado tanto, Braithwaite del Leganés. El danés de 28 años costaba 18 millones al club. Con esta incorporación, el Barcelona finaliza el mercado con 4 delanteros, uno de ellos pudiendo jugar solo La Liga.

Y ya para finalizar, el tema económico

A nivel económico, la gestión ha sido nefasta. Esto se ha visto reflejado en los muchos problemas deportivos. Por ejemplo, se renovó a Valverde, a pesar de nunca dar con la tecla en el club, para echarlo por una eliminación en la Supercopa.

A nivel general, el FC Barcelona lleva desde 2016 sin arreglar los problemas, más allá de éxitos temporales. Por ello ahora, desde los aficionados, se piden elecciones anticipadas, con la dimisión del actual presidente, Josep Maria Bartomeu.

Deja un comentario