Reparto de puntos tras un partido vibrante

0
131

Athletic y Celta se enfrentaron en un partido fabuloso, donde ninguno de los dos equipos se dejó intimidar y buscaron en todo momento el gol; al final, el empate a uno fue el resultado final.

Comenzó dominante el Athletic. La primera llegada del encuentro lo firmó el conjunto vasco, en el minuto 2, con el remate de cabeza de Yeray al centro de Ibai Gómez que se marchaba por encima del travesaño. En el minuto 7 vino la segunda clara llegada, otra vez por parte de los bilbaínos; el remate de Raúl García en el área rozando el poste. Los rojiblancos no cesaban y llegaban una y otra vez a portería celeste, con centros desde ambas bandas. Tuvo que llegar el minuto 15 para la primera llegada del Celta, aunque Herrerín estuvo muy atento para intervenir.

Poco a poco los vigueses iban llegando a portería contraria. En el 17′ de juego, Lucas Olaza probó suerte desde fuera del área, pero el guardameta rojiblanco puso bien la pierna para despejar ese balón. Los leones seguían atacando, pero no conseguían transformar esas ocasiones en goles. Sin duda, la más clara llegó en el 35′, un remate a bocajarro de Muniain que detenía con reflejos Blanco. Pese al dominio de los locales, la más clara en toda la primera mitad fue el remate de Santi Mina, solo en el área chica, en el minuto 39.

Williams lo intentó durante la primera mitad. Foto: Athletic Club

Los vascos comenzaron el segundo tiempo igual que el primero, con el dominio total del balón. El primer disparo a puerta peligroso se lo apuntó Yuri, quien no paró de intentarlo durante todo el partido. Más tarde, Williams y Yeray dispararon, uno con la derecha, y otro con la cabeza, pero no lograron el ansiado gol. Pese a esas llegadas de los de Garitano, Rafinha se encargó de hacer el primer gol con un disparo potente y ajustado al poste, imposible para Herrerín. Ese tanto no hizo que el Athletic se viniera abajo, y los vizcaínos se echaron al ataque para intentar, por lo menos, empatar.

Los minutos iban pasando, los de Bilbao no marcaban, y el público empezaba a impacientarse, tanto con el equipo como con el colegiado. En el 74′ el árbitro indicó pena máxima en favor al Athletic por mano de Beltrán, que anotaría Raúl García para empatar el partido y poner patas arriba La Catedral. Los hombres de Garitano, junto a la afición, apretaron hasta el final, pero finalmente se repartieron los puntos.

El Athletic se coloca octavo después del empate, con 30 puntos, mientras que el Celta se posiciona 18º, con 16.

Deja un comentario