El Huesca se impone pese a un nulo arbitraje

0
775

El equipo oscense da el zarpazo y finalmente consigue el 3-1 tras dos goles anulados a Okazaki.

La 15º jornada de la Liga Smartbank enfrentó a la Sociedad Deportiva Huesca y al Real Oviedo. Por parte de los oscenses, Michel repitió su pizarra por tercera jornada consecutiva, en un encuentro en el que los intereses de cada uno variaban: el Huesca buscaba afianzarse en el segundo puesto de la tabla mientras que el Oviedo, que logró salir del descenso, buscaba mantenerse.

Arrancó el partido en el Alcoraz cuando ya en el 8′ Borja asustó a los locales con el que habría sido una primera ocasión para el Real Oviedo.

En el 11’ un remate de Raba provocó una ocasión clara para el Huesca. Pero es en el 15’ cuando Raba de nuevo, tras un pase de Pulido y a puerta vacía tras regatear al portero, marcó el primero a favor de la parroquia oscense. Raba consiguió meter el esférico en las redes del Real Oviedo ante un gol sin mucho ángulo, siendo su tercer gol en esta temporada.

Raba, autor del primer gol en el encuentro disputando un balón. Fuente: SD Huesca

El Huesca se llenó de vitalidad y comenzó a jugar con pases rápidos y enérgicos, desembocando nuevamente en el 20’ con un gol de Mikel Rico, tras introducirse Cristo con mucha facilidad en el área rival. Fueron dos goles del Huesca con mucha calidad.

El Huesca jugaba con elegancia y con gran cantidad de ocasiones, pero en el 32’ un remate flojo de Bolaño -ex del club oscense- que pilló desprevenido a Álvaro Fernández entró en la portería reduciendo diferencias frente al equipo local. Diez minutos después, Álvaro Fernández salvó el empate frente a un tiro del Real Oviedo, acto seguido Okazaki se hizo con el contraataque y casi consiguió el tercero para el Huesca. Pese a tocar bien, al Real Oviedo le costaba arrancar en jugada ya que su gol había sido a balón parado.

Imagen
La primera parte pudo finalizar en empate. Fuente: SD Huesca

Tras añadir un minuto el colegiado, finalizó la primera parte con una calidad de juego muy elegante en el Alcoraz, pero con un Huesca con más mérito por los dos tantos.

La segunda mitad del encuentro comenzó con un Oviedo fuerte como en el inicio de la primera parte, presionando a un Huesca que todavía no había llegado a campo rival. Pero las ocasiones del Huesca no tardaron en aparecer, cuando en el 53’ un remate fuera de Okazaki y en el 59’ un taconazo de Juan Carlos que se quedó corto y no encontró remate, pusieron alerta al Real Oviedo. Llegados al 68’, un gol de Okazaki fue anulado por un previo empujón de Pulido dentro del área que no rectificó el VAR, perdiendo así el Huesca la oportunidad de conseguir el tercero.

Okazaki consiguió encajar dos goles pese a que fuesen anulados por el VAR. Fuente: SD Huesca

Aunque el cansancio hacía mella en ambos equipos, en los últimos diez minutos de partido la Sociedad Deportiva Huesca se apoderó del encuentro llevando el ataque y con muchas llegadas. De nuevo en el 75’ un gol de Okazaki encajado sin mucho ángulo volvió a ser anulado por una supuesta falta de Juan Carlos en el inicio de la jugada, que hizo revivir al Oviedo.

Los de Michel, no satisfechos con los dos goles anulados, lo volvieron a intentar y fue entonces en el 87’ cuando Mikel Rico marcó el gol de la tranquilidad tras un centro de Ferreiro sin pasar mucho apuro, tres minutos antes de la finalización del partido, haciendo así un doblete. Llegados al tiempo reglamentario, el colegiado añadió cinco minutos justo después de que Pulido casi consiguiera el cuarto gol para los de Michel de un cabezazo dentro del área pequeña.

Finalmente, terminó el partido con la Sociedad Deportiva Huesca que se colocó segundo en la tabla llevándose los 3 puntos del encuentro, y el Real Oviedo en descenso con 14 puntos. Fue un partido lleno de vitalidad, donde no faltaron las ocasiones y ambos equipos desarrollaron un encuentro de lo más atrayente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here